By Arturo Agudelo

LAS COSAS BUENAS DURAN AÚN MÁS CUANDO SE CUIDAN

Cuidado & Limpieza

Sigue esta guía para darle la mejor vida a tus muebles Novalinea.

Garantía

Recuerda que para que tu garantía sea atendida debes cumplir con los cuidados de tus muebles.

EXPOSICIÓN AL SOL

 

Ten en cuenta que tus muebles pueden cambiar de color por la exposición a la luz solar. Cuando la luz solar brilla de forma intensa y durante un tiempo prolongado, es posible que el color de los muebles se vea afectado, también puede deformar la propia estructura del mueble. Para evitar que esto ocurra se puede proteger el mueble utilizando persianas, cortinas, estores, filtros y polarizados en ventanas, etc. Se debe procurar evitar la exposición directa al sol.

FUENTES DE CALOR Y FRIO

 

Las temperaturas fuera de lo normal pueden afectar a tus muebles de madera ya que pueden deformar o ablandar la superficie. Es decir, no pongas el mueble debajo del aire acondicionado, tampoco muy cerca de radiadores o fuentes de calor. Debes utilizar siempre tapetes, posavasos o manteles debajo de cualquier objeto que emita calor o frío para que éstos no toquen la madera de forma directa. Ten en cuenta esto cuando uses ordenadores, platos calientes, tazas y vasos
de bebidas, etc.

MOVIMIENTO

Generalmente los muebles están compuestos de diferentes piezas que requieren un montaje. Las uniones entre estas piezas, aunque sólidas, no son permanentes ni irrompibles. Deberás mover el mueble sin arrastrar, levantándolo entre el máximo de personas posibles, sin dejarlo caer bruscamente.

AMBIENTE

 Los muebles de madera son muy sensibles a las condiciones ambientales, por lo que es recomendable mantener una temperatura y unos niveles de humedad estables para evitar deformaciones, grietas o decoloraciones. Recomendamos que la temperatura se mantenga alrededor de 22C con un 40% de humedad.

TIPS

Limpieza General

  • Durante las primeras 6 u 8 semanas, evite poner objetos de manera permanente sobre las superficies para evitar que se produzcan marcas.
  • El mejor cuidado que puedes ofrecer a tus muebles es eliminar el polvo con regularidad, diariamente a ser posible, con ayuda de una bayeta suave o de microfibra, evitando que el polvo se acumule y se ralle cuando queramos eliminarlo.
  • Puedes aportar brillo a tus muebles utilizando un producto específico para su limpieza (mejor en aerosol).
  • Aplica el producto sobre la bayeta de microfibra y procede mediante suaves movimientos circulares. Utiliza sólo productos específicos para la madera, evitando usar químicos, ceras o líquidos que contengan alcohol sobre los muebles de madera y chapa, pueden reducir el brillo y dejar marcas.
  • En el caso que sea necesario hacer una limpieza más profunda puedes pasar por las superficies una bayeta humedecida en agua templada, no mojada. Siempre deberás actuar en el sentido de las betas de la madera, sin ejercer demasiada presión para no rallar. Al finalizar la limpieza es importante secar las superficies con un trapo seco y limpio para retirar los restos de humedad.
  • Evita mover los objetos encima de una superficie lacada ya que podría rallar o hacer saltar la laca. Los muebles lacados son delicados, si tienes que limpiar manchas es muy aconsejable acudir a un profesional o comprar productos específicos para la limpieza de este tipo de muebles.
  • Es importante tener en cuenta que nunca se debe limpiar y tratar muebles de madera natural con productos como lejía, amoníaco y tampoco frotar con trapos abrasivos tipo estropajos. Si lo hacemos desaparecerá el brillo y la capa satinada del barniz.
TIPS

Cuidado del Tapizado

  • Evita contacto permanente y directo con luz solar; el exceso de ésta puede decolorar las telas naturales sinteticas y pieles. Si el producto estará expuesto a la luz solar permanentemente, recomendamos instalar películas de protección UV en las ventanas.
  • Evita ubicar sus muebles en lugares húmedos, esto puede generar moho, pérdida del color y deterioro. El alcohol, disolventes y gasolina pueden producir un deterioro en el color y la calidad del tapizado. La interacción con animales, herrajes o elementos corto punzantes, pueden producir desgarre y deterioro del tejido y piel.
  • Intercambia los cojines del asiento y del respaldo de manera regular para alargar la vida y garantizar un desgaste uniforme a lo largo de los años. Es necesario sacudir regularmente los cojines con relleno de espuma o fibras para que mantengan la estabilidad de la forma.
  • Para evitar el posible manchado de tinta sobre la tela, no dejes periódicos u otros materiales impresos sobre la tapicería.
  • Evita manipular los productos tapizados desde los embonos o apliques para que estos no se despeguen
  • Ten en cuenta que cualquier textil expuesto a factores ambientales, tales como luz, agua y humedad, sufrirá alteraciones en el tono inicial del producto
TIPS

Cuidado para Telas de Interior

  • Limpia regularmente el polvo usando una aspiradora con cepillo suave, el polvo es el principal causante de desgaste de los productos tapizados.
  • Seca los derrames inmediatamente con un paño blanco limpio y absorbente. Limpia desde el exterior al centro de la zona afectada para evitar las manchas.
  • Para limpiar manchas menores utiliza un paño húmedo con jabones suaves especiales para telas y frota suavemente de manera circular, retira cualquier exceso de humedad con un paño limpio y seco, NO DEJAR SECAR AL SOL.
TIPS

Cuidado para Telas de Exterior

  • Se recomienda hacer mantenimientos mensuales con agua y jabón, para evitar que las manchas se adhieran más a la tela y sean más fáciles de limpiar.
  • Utiliza detergentes suaves como Woolite® o Dawn®. Utiliza agua fría o levemente tibia. Aplica la solución con un cepillo suave.
  • Deja reposar unos 10 minutos, de manera que la tela absorba el jabón. Estrega repetidamente para remover los residuos de jabón.
  • Enjuaga repetidamente hasta que se eliminen los residuos de detergente. Deja secar en el ambiente.
  • No apliques calor a la tela para acelerar el secado.
TIPS

Cuidado para Pieles

Recomendamos la limpieza mínimo de una vez por semana para mantener la vida útil del tapizado, evitar la acumulación de suciedad, contaminantes y la formación de manchas permanentes.

  • Limpia con aspiradora regularmente. Se debe adaptar una boquilla de cepillo suave. Esto con el fin de evitar ralladuras o raspones en la superficie.
  • Para remover polvo utiliza únicamente paños secos y limpios.
  • Para limpiar suciedades menores utiliza paños húmedos con un poco de jabón neutro. Con la menor cantidad de humedad posible.
  • Utiliza limpiadores y protectores especiales para cuero. Esto creará una película protectora, devolverá el color original al cuero y alargará la vida del producto.
  • Los muebles tapizados en cuero se pueden proteger empleando una capa fina de crema de manos humectante. Se aplica humedeciendo un paño y se deja actuar para que el cuero absorba. Este procedimiento evitará que se abra o se reseque. Después de 24 horas pasar un trapo limpio por todo el cuero para dar brillo y retirar los restos del producto.

 

TIPS

Cuidado para Pieles Sinteticas

Recomendamos la limpieza mínimo de una vez por semana para mantener la vida útil del tapizado, evitar la acumulación de suciedad, contaminantes y la formación de manchas permanentes.

  • Limpiar de manera circular toda la superficie usando jabón líquido de manos y agua (1 parte de jabón con 9 partes de agua). Enjuagar con un paño blanco limpio humedecido con agua hasta retirar por completo los excesos del jabón líquido. Repítalo de ser necesario y permite que el material quede seco.
  • Una vez al mes puedes utilizar un cepillo de cerdas suaves para hacer una limpieza profunda. Recuerda que los colores claros requieren mayor cuidado y recurrencia en su limpieza.
  • Para cualquier tipo de mancha, limpia antes de 24 Horas para obtener una limpieza hasta del 100%, después de este tiempo la efectividad se disminuye hasta el 50%.
  • NUNCA USAR: Solventes como thiner, varsol, acetona, blanqueadores, ceras, siliconas o detergentes y/o limpiadores que no tengan pH neutro, instrumentos de limpieza como esponjillas plásticas, de alambre o cepillos duros, ocasionan daños permanentes en el material.
  • No hacer trazos con bolígrafo o marcadores sobre los productos, la tinta puede ser absorbida, causando una mancha permanente.